Mi Señor que te bendigo en todo tiempo.

Espero estar ante tu presencia en este rato que aparto de mi trajín diario para estar en tu compañía y así sentirme seguro porque Tú eres mi refugio y lo seguirás siendo por siempre.

 

Es tiempo que me des tu Santo Espíritu que incrementa mi fortaleza para la lucha diaria.

 

Mírame, Padre Celestial, porque al sentir tu mirada amorosa posarse sobre mi, experimento ese amor incondicional y providente que derramas en mi vida.

 

Que tu oído pueda siempre escuchar a aquel corazón adolorido por la pena o el sufrimiento para que acudas presuroso a consolarlo.

 

Confío en Tí y a cada momento en mi día me detengo un momento a dialogar contigo, a gritarte en medio de mi desierto que te necesito, que tomes mi mano, que me sostengas, porque todo ha sido trazado dentro del plan perfecto que Tu tienes para mi.

 

¿Que sería de mi vida sin Tu presencia? Eres indispensable para mi felicidad.

 

Te canto al oído: “No puedo estar callado, quiero cantarte a Tí. Voy a pasar mi vida alabándote sin cesar”._ Escucha atento lo que te tengo que decir y ven en mi ayuda ya que sin Tí nada puedo hacer.

 

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.  Como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén…

 

¡En la Voluntad de Dios siempre! 

 

¡JESÚS TOMA MI VOLUNTAD, Y DAME LA TUYA!

 Jesús: mi modelo

Aquí 7 consejos del Papa Francisco para ser mejores padres y crecer con tus hijos

NO necesitamos

La equidad en la sociedad y la familia

Te llevo en mi corazón

Monseñor Ramón Alfredo de la Cruz Baldera, Obispo Electo de San Francisco de Macorís

Liturgia del Domingo

Lecturas    Moniciones      Homilía

Feria de la Semana

Lecturas     Moniciones     Homilía

Itinerario de Evangelización 2021

TEMA DEL AÑO: “Un pueblo discípulo misionero de Jesucristo, que acoge y vive el Reino de Dios en conversión permanente”

LEMA DEL AÑO: “Acojamos y vivamos el Reino de Dios en permanente conversión”

Julio:

Lema: “Traten a todos con EQUIDAD (CoL 4, 1)

Valor: EQUIDAD