Alberto Linero

 

Señor mío y Dios mío, empiezo este momento de oración pidiéndote perdón por cada cosa que no he hecho bien en este día.

 

Hago un examen de conciencia para identificar mis fallas y trabajar en ellas.

 

No soy perfecto, pero poco a poco quiero ir siendo mejor persona en todos los sentidos.

 

También agradezco por la vida completa, con dificultades, con momentos felices, con tristezas y dolores.

Esta es la vida que tengo y no quiero desaprovechar ni un solo momento para ser feliz.

 

También te alabo por la maravilla de tu creación, por todo lo que pude contemplar hoy, sobre todo, por eso que a veces por sencillo ignoro, sin darme cuenta que es lo más lindo que puedo tener en frente.

 

Gracias por las personas que me aman y por las que amo.

También te pido por las personas a las que no les caigo bien, bendícelas y que puedan ser felices.

 

Amén…

 

¡En la Voluntad de Dios siempre!

 

¡JESÚS TOMA MI VOLUNTAD, Y DAME LA TUYA!


Francisco pide derrotar la “cizaña de la desconfianza” para “salir bien de la pandemia”

Madre e hijo consagran su vida a Dios: Ella es religiosa y él es sacerdote

El Papa a seminaristas: el verdadero Pastor no se separa del Pueblo de Dios

Motivo de vida en la distancia de los recuerdos

Liturgia del Domingo

Lecturas    Moniciones      Homilía

Feria de la Semana

Lecturas     Moniciones     Homilía

Itinerario de Evangelización 2021

 

TEMA DEL AÑO: “Un pueblo discípulo misionero de Jesucristo, que acoge y vive el Reino de Dios en conversión permanente”

LEMA DEL AÑO: “Acojamos y vivamos el Reino de Dios en permanente conversión”

Junio:

Lema: “Todos participamos del mismo pan” (I Cor 10, 17)

Valor: COMUNIÓN